Información general

¿Qué es la lactosa?

La lactosa es un azúcar que está presente en todas las leches de los mamíferos en una proporción de alrededor del 5 por ciento y que también puede encontrarse en muchos alimentos preparados. Es el llamado azúcar de la lechedisacárido natural compuesto de glucosa y galactosa. En los humanos es necesaria la presencia de la enzima lactasa para la correcta absorción de la lactosa. Cuando el organismo no es capaz de asimilar correctamente la lactosa aparecen diversas molestias cuyo origen se denomina intolerancia a la lactosa.  Es curioso que en esta era de las nuevas tecnologías en la que se dispone de elementos de domótica, robot de cocina, robot aspirador, smartphone, tablet, portátil, que proporcionan ciertas comodidades y con los que se tiene acceso a gran cantidad de información, se pasa por alto y se desconoce  que  cada vez existen más productos alimenticios específicos y adecuados para ciertos tipos de afecciones o alergias.

Intolerancia a la lactosa

Es una afección intestinal debida a que el organismo produce poca o ninguna cantidad de la enzima lactasa, que deriva en una imposibilidad de metabolización de la lactosa.

Se produce cuando el intestino delgado no produce suficiente cantidad de una enzima llamada lactasa. El cuerpo necesita lactasa para descomponer o digerir, lactosa.

La intolerancia a la lactosa  no se considera una alergia alimentaria a la leche.

Cuando se mueve la lactosa a través del intestino grueso (colon) sin ser digeridos correctamente, puede causar síntomas molestos, como el gas, dolor abdominal y distensión abdominal. Algunas personas que tienen intolerancia a la lactosa no pueden digerir los productos lácteos. Otros pueden comer o beber pequeñas cantidades de productos lácteos o ciertos tipos de productos lácteos y sin problemas.

Intolerancia a la lactosa es común en los adultos. Ocurre con más frecuencia en los nativos americanos y los pueblos de Asia, África, y el descenso de América del Sur que entre las personas de ascendencia europea.

El gran reto para las personas que son intolerantes a la lactosa es aprender a comer para evitar molestias y para obtener suficiente calcio para tener huesos saludables.

Tipos de intolerancia

Intolerancia a la lactosa (permanente)
Es determinada por la genética de la persona. Es hereditaria y permanente. Es frecuente en la vida adulta.

Intolerancia secundaria o adquirida (reversible o temporal)
Se trata de una deficiencia relativa (transitoria) de lactasa en el intestino debida a patologías o situaciones (como malnutrición, enfermedad o toma de medicamentos) que resultan en una supresión de sus reservas enzimáticas en el tracto digestivo.

  • Infección gastrointestinal. Se trata de un episodio agudo de gastroenteritis infecciosa que conlleva un daño en la mucosa y microvellosidad del intestino.
  • Medicamentos. Hay cierta gama de fármacos que pueden dar como resultado un daño mucoso en el tracto gastrointestinal. Algunos de éstos son: aspirina, antinflamatorios no esteroideos (AINE), antibióticos, etc.
  • Enfermedad crónica del intestino delgado. Algunos ejemplos son: malnutrición, enteritis actínica, gastropatía diabética, enteritis regional, síndrome carcinoide,fibrosis quística, etc. Algunas personas celíacas pueden también presentar este cuadro, por lo que se desaconseja el consumo de lácteos a quienes padezcan de esta enfermedad.

Deficiencia congénita de lactasa
Es una característica genética que impide la producción enzimática de la lactasa. Está presente en el nacimiento y el diagnóstico se hace en la infancia temprana. Esta clase de intolerancia viene determinada genéticamente y se encuentra muy ligada a la raza o pueblo étnico (territorial) del que se proceda. Por ello, hay una predisposición genética a padecer una deficiencia en la lactasa que impide una correcta absorción de la lactosa, y es transmitida de generación en generación.

Deficiencia funcional de lactasa

Algunos bebés tienen intolerancia temporal a la lactosa porque todavía no son capaces de hacer lactasa. Si el recién nacido, saludable en los demás aspectos, tiene deposiciones muy acuosas y muchos gases, puede tener lo que se conoce como deficiencia funcional de lactasa, lo cual significa que no puede aún digerir por completo la lactosa. Se trata de una afección transitoria que es común en las primeras semanas de vida y puede incluso persistir por varios meses. En la medida en el que el bebé aumente de peso, estará bien y el problema desaparecerá por sí mismo con el correr del tiempo

Síntomas

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa pueden ser leves o severos, dependiendo de la cantidad de lactasa que el cuerpo produce. Los síntomas generalmente comienzan de 30 minutos a 2 horas después de comer o beber productos lácteos. Los síntomas pueden incluir:

  • Distensión abdominal
  • Dolor o calambres abdominales
  • Gases
  • Diarrea
  • Pérdida de peso
  • Vómitos

Tratamientos

No hay cura para la intolerancia a la lactosa, pero limitar el consumo de alimentos y bebidas que contienen lactosa por lo general ayuda a controlar los síntomas .
Dependiendo de lo que los productos lácteos asimilables, se puede requerir suplementos de calcio y vitamina D adicionales para mantener los huesos fuertes y sanos. En algunos casos, el médico de cabecera puede requerir la participación de un dietista para la elaboración de una dieta específica.
Además de cambios en la dieta, los sustitutos de lactasa también pueden ser útiles . Estos son gotas o pastillas que se pueden tomar con las comidas o bebidas para mejorar la digestión de la lactosa .